miércoles, 9 de febrero de 2011

AFRONTAR Y SUPERAR EL INVIERNO CON TERAPIAS NATURALES.




Tras la bajada de las temperaturas y la llegada de las lluvias durante el otoño e inicio de invierno es cuando empezamos a encontrar con unos síntomas que se repiten en gran parte de la población como son: tos, estornudos, congestión, fiebre y malestar general. Estos síntomas se asocian a enfermedades características del invierno: catarros, enfriamientos y gripe. Para evitar estos males y poder superarlos con mayor rapidez las terapias naturales nos presentan una variada alternativa.

Durante los días más fríos del otoño y en el invierno la población que sufre los síntomas de la gripe, catarros, enfriamientos y demás se incrementa considerablemente, cerca de un 80% de la población permanece algún día en casa por estos motivos, y la sufren con mayor incidencia, e incluso gravedad, los ancianos y niños.

Es importante prepararse para el invierno y si conseguimos mantener nuestro sistema de defensas en un buen nivel conseguiremos evitar muchos de los males que nos achacan en el invierno. La medicina natural ofrece plantas con diferentes acciones antibiótica, antivírica, antiséptica, expectorantes, balsámicas, estimuladoras de las defensas propias del organismo, etc.

Muchos de estas enfermedades se producen cuando nuestras defensas no son capaces de vencer a los virus o bacterias que pueden causar una enfermedad, así lo mejor es prevenir la infección aumentando nuestras defensas y evitando al máximo el contagio, para ello tendremos unas medidas básicas: mantener una buena higiene de las manos, evitar espacios cerrados con mucha gente, airear bien las habitaciones, no abusar de antibióticos, cuidar la alimentación, evitar el tabaco, reducir el estrés, tener un descanso adecuado. Además existen ciertas plantas y suplementos que nos permiten prevenir las enfermedades invernales.

Uno de los suplementos que más nos protege frente a ataque externos son los probióticos (bacterias lácticas) que son una gran barrera frente a los ataques externos siendo buenos inmunoestimulantes e inmunomoduladores. Además nos encontramos plantas como la Equinacea, se recomienda tomar 250 mg al día en dos dosis como preventivo, alternando su consumo con periodos de descanso. También plantas como el Pau d’arco, el Astrágalo, Regaliz y Ajo son buenos inmunoestimulantes y nos ayudan a reforzar nuestro sistema de defensas. Otros suplementos que también son inmunoestimulantes son: la Jalea Real, el Polen, el Propóleo (rico en bioflavonoides, minerales y vitaminas) o algunos hongos chinos como el Reishi o el Shiitake, que posee una sustancia la lentinina que estimula la producción de las células inmunitarias. Si a pesar de estas recomendaciones no hemos podido evitar caer en alguna de las infecciones no nos queda más remedio que intentar disminuir los síntomas que se presenten. Así hay algunas plantas como el Regaliz que gracias a una sustancia, la glicirrina, consigue disminuir los efectos víricos en nuestro organismo además de presentar efectos antiinflamatorios en la zona de la garganta. Otra planta que es muy efectiva es el Jengibre frente a la congestión nasal y los dolores articulares que se presentan durante la gripe, si utilizamos una decocción de jengibre con limón caliente nos servirá para poder eliminar toda la mucosidad que se acumula durante los procesos gripales y catarrales. Para la congestión nasal es también muy efectivo realizar vahos con Eucalipto. Para evitar la fiebre, frecuente sobre todo en el proceso gripal, encontramos plantas como la Verbena azul o el Romero que en decocción consiguen mantener a raya la temperatura corporal. Otras plantas consiguen actuar evitando la tos como es el caso del Laurel o del Llantén, con el que se puede preparar un jarabe con azúcar a partes iguales que consigue suavizar la garganta y evita la irritación producida por la tos. También el Astrágalo presenta en su composición bioflavonoides y polisacáridos (astragolan) que son sustancias inmunoestimulantes que también son efectivas frente a virus, en caso de usar el astrágalo se debe tener en cuenta que puede interaccionar con otras sustancias como los hipoglucemiantes orales, fenobarbital, warfarina y descongestivos.

Una de las especies vegetales que más estudios está generando gracias a sus capacidades antivirales, sobre todo referente a la gripe, es el Sambucus nigra o Saúco, que gracias a su composición rica en bioflavonoides (rutósido, kenferol, quercitósidos), mucílagos, ácido caféico y clorogénico y vitamina c, hace de esta planta una de las más utilizadas para prevenir los efectos del invierno. Las preparaciones que se realizan con el saúco varían mucho, encontramos infusiones de hojas o flores, jarabes a base de sus bayas (las bayas se deben usar siempre muy maduras ya que verdes pueden resultar tóxicas), e incluso preparados con sus aceites esenciales.

Dentro de los suplementos con vitaminas encontramos algunas que están indicadas en la paliación de los síntomas gripales como son: los complejos de vitaminas B, que mejora los síntomas gripales y de la misma y, sobre todo, a aumentar la inmunidad para prevenir revenir recaídas o impedir posibles complicaciones; la Vitamina A fortalece el sistema inmunitario, la Vitamina C ayuda a mejorar los síntomas y reducir la duración de los mismos.

Hay otras plantas que ayudan a suavizar algunos de los síntomas producidos por los catarros o gripes, así en el caso de la Faringitis podemos usar enjuagues o sprays de Propolis, en casos de Laringitis se puede utilizar la Malva, el Gordolobo, el Malvavisco, el Saúco, el Marrubio, el Líquen de Islandia y tomar vahos con esencias de Tomillo, Pino y Eucalipto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Realice su comentario: